Cocinando con niños

Kids Cooking - Adding chocolate to the biscuits

Cocina entretenida con mis hijos

La primera cosa que se me ocurrió cuando me di cuenta que a mis niños les encantaba cocinar o participar de la preparación de las comidas, fue comprar unos utensilios de cocina para niños. Nótese que cocinar es que ellos miren a dos metros cómo yo cocino y voy diciendo todo lo que hago.

Bueno debo decir que cocinar por obligación NO es algo que me encantaba, pero hay que hacerlo o de lo contrario mi marido tendría que cocinar… mmmm claro una vez cada fin de semana, o sea, tendríamos que esperar al menos 6 días sin comer, pero en fin ahora me encanta… bueno… sí, a veces.

De tanto pensar y decir ¿Qué voy a cocinar hoy día? mis niños comenzaron a opinar, entonces comencé a darles pequeñas tareas, como lavar champiñones, pelar porotos, deshojar lechugas, etc. Y empezamos a pasarlo bien. Lo mejor de todo es que yo ya no estaba nerviosa o gritando… ¡Salgan de la cocina! Claro mi grito vlovía a aparecer cuando comenzaba la cocción de los alimentos. Luego empecé a inventar recetas, como sopas mágicas, salsa de súper héroes, ensaladas sorpresa, etc. todo con el fin de que mi hijitos comieran saludable y conocieran las verduras.

Entre receta y receta me di cuenta que cocinar inventando y pasándolo bien me relajaba, así que comencé a preparar cosas dulces, entonces mis hijos quedaron encantados, obvio porque sabían que comerían cositas dulces ricas, además aprendieron a reconocer frutas, verduras y los olores de estas, lo cual me tiene fascinada.

Las invito a hacer el experimento y en una de esas tendremos al próximo gran chef.

Kids cooking - Pastry Forms

Y los resultados…

The results of kids cooking - The chocolate biscuits with sprinkles on top

¿Qué receta has preparado con tus niños? o ¿Qué recomendarías hacer?

En búsqueda del disfraz perfecto

Disfraz de Spiderman y de un Power Ranger Rojo

En búsqueda del disfraz perfecto…

En el colegio de mis niños iban a tener una fiesta de disfraces, por lo tanto las “tías” (profesoras) dijeron que ese día debían ir disfrazados. La idea era que usaran algo que ya tuvieran o algo simple, nada sofisticado ni producido, pero a mi se me ocurrió la genial idea de preguntarles…

Yo: ¿De qué se quieren disfrazar?

Mis niños: Yo de “Spiderman” (bien… pensé, porque ya lo teníamos) y yo de “Power Ranger” haaa pero el rojo (obvio no puede ser cualquiera por algo cada quien tiene su color).

Power Ranger – Pensé, dónde voy a encontrar y más encima rojo, la cosa es que ellos ya no estaban de moda, entonces no sería fácil encontrarlo. Y mi odisea comenzó. Fácilmente podría haberlos disfrazado de lo que ya tenían y convencerlos de usar eso sin problemas, pero en verdad yo quería darles en el gusto.

Ok Spiderman ya está, así que vamos probando y viendo la talla mmm le quedó bien… listo, un disfraz menos. Pero me faltaba uno, así que comencé a cotizar en casas de cumpleaños, pero para mi sorpresa el valor no bajaba de los $15.000 ¿No será mucho me dije a mi misma y para usarlo solo un momento? Además no había en rojo.

Luego partí a Estación Central en el sector de Meiggs, específicamente en la calle Salvador Sanfuentes donde hay unos quioscos que venden disfraces, pero en realidad di una vuelta por el sector buscando. Para llegar acá puede ser en metro (Metro Estación Central), hay estacionamientos subterráneos para quienes quieran ir en auto (segunda cuadra entrando por calle Exposición hay 2) y por supuesto también se puede llegar en “micro” (bus). Busqué, busqué y busqué, pero no había nada buuuu, todos me dijeron que casi nadie ya los hacía porque todos estaban en la onda de Ben 10, Spiderman, Toy Story, etc y de todos los dibujos y películas del momento. Al regresar a casa le dije a mi hijo:

Yo: Lo siento mucho, caminé mucho pero no encontré en ningún lugar el disfraz que quieres tú.

Mi hijo: No importa mamá no te preocupes, por último me disfrazo de “Iron Man”.

Yo: ¿Qué? (un grito) haaaaaa claro vamos a ver si lo encuentro ¿Ya?- dije.

Luego pensé “Iron Man” como si fuera tan fácil, en donde CSM&#&%#% iba a encontrar ese disfraz. Pero bueno, fue mi idea dar la opción para que ellos eligieran. O sea podría mandar a hacerlo, pero la gracia era no gastar tanto en el famoso disfraz.

A día siguiente con una de las mamás del curso fuimos a la calle “Rosas” que está en el centro de Santiago, ahí hay unos pasajes en los que se encuentra de todo para hacer manualidades. Este sector está al frente del Mall del Centro. Aquí se puede llegar en metro (Metro Plaza de Armas) o también en auto, hay estacionamientos en el subterráneo del Mall del Centro, la entrada está por calle Rosas.

Una vez allí comenzamos a recorrer los locales de los pasajes y… haaaaaaaaaaaa (música de salvación y luz divina de fondo) encontré muchos “Powers Rangers” y había en rojo heeee, estaba tan contenta, de solo pensar en la carita de mi niño al ver su disfraz. Y…… también había de “Iron Man”, me sentí en la gloria, y lo mejor de todo a precios súper convenientes. Puedo dar fe que los disfraces cumplen con las 3 B (bueno, bonito y barato).

Al llegar a casa mi hijo lo vio, su cara estaba radiante y salto de felicidad, eso fue lo mejor de mi odisea, por supuesto quiso ponérselo inmediatamente y obvio que mi otro hijo también quiso ponerse el suyo, así que tuve una tarde de superhéroes y fue así como Power Rangers y Spiderman salvaron y alegraron mi día.

¿Conoces alguna picada o lugar donde encontrar disfraces en tu ciudad?